En la actualidad somos más conscientes que nunca de lo que ingerimos. Prestamos más atención al etiquetado de los alimentos para conocer su aporte nutricional (especialmente grasas, proteínas y carbohidratos) y tratamos de llevar dietas equilibradas para evitar enfermedades relacionadas con una mala alimentación; como por ejemplo la obesidad.

Este tendencia saludable también se ha extrapolado a las bebidas y a día de hoy existen una gran variedad de líquidos (desde yogures a bebidas isotónicas) que prometen beneficios adicionales a la hidratación necesaria que requieren nuestros cuerpos para funcionar adecuadamente a diario. Sin embargo, esto no quiere decir que todo sean ventajas con algunas bebidas a las que se han añadido ciertas vitaminas con la promesa de que son el mejor líquido para nuestro organismo.

Para que tengas una visión más realista de estos líquidos con vitaminas añadidas, te vamos a mostrar las 6 desventajas del agua con vitaminas adicionales:

Muchas de estas bebidas tienen demasiadas calorías

bebidas CALORÍASRecuerda que el agua es una bebida que no aporta ninguna caloría al cuerpo humano, solo sirve para hidratar nuestro organismo. Sin embargo, cuando se añaden vitaminas a los líquidos, algunas compañías también añaden ciertos azúcares para enmascarar su sabor y hacer que la bebida sea más agradable al gusto; por eso existe agua con vitaminas de tantos sabores. Antes de comprar tu bebida vitaminada compara las diferentes marcas que hay en el mercado español y elige la que mejor se ajuste a tu gasto diario de calorías.

También pueden ser causa de sobrepeso

Las estrategias de marketing hacen que veamos a los líquidos con vitaminas como un producto muy saludable. Sin embargo su consumo en exceso también puede tener consecuencias negativas para la salud. Por ejemplo, una cosa es tomar una de estas bebidas después de haber realizado un actividad física exigente (o incluso para la resaca), pero una situación muy diferente es cambiar completamente el agua por estos líquidos vitaminados. Si únicamente tomas agua con vitaminas adicionales, a corto/medio plazo comenzarás a observar sus consecuencias; como por ejemplo, sobrepeso por una ingesta innecesaria de calorías.

Pueden causar diabetes

Si el sobrepeso no te preocupa tanto, quizás la diabetes te haga abrir los ojos. Recuerda que hay diferentes tipos de diabetes y todos están relacionados con el consumo de azúcar. Como las bebidas con vitaminas cuentan con azúcares añadidos, su consumo excesivo durante un tiempo prolongado pueden ser la causa (junto a otros factores) de enfermar de diabetes. Recuerda que entre los diferentes tipos de diabetes, la diabetes de tipo 1 ocurre cuando el cuerpo deja completamente de producir insulina (la hormona que convierte la glucosa de los alimentos en energía); y en la diabetes de tipo 2 el cuerpo no produce suficiente insulina o no la utiliza adecuadamente.

No ofrecen todos los nutrientes diarios que necesita nuestro cuerpo

No hay que pensar que al beber agua con vitaminas todos los días ya no tendrás que preocuparte por el resto de tu alimentación. Este tipo de bebidas vitaminadas te puede ofrecer cierto porcentaje de vitaminas esenciales para nuestro cuerpo como la Vitamina C, la Vitamina B6, la Vitamina B5, la Vitamina B3 o la Vitamina B12. Asimismo, pueden tener un aporte sustancial de sodio y potasio. Sin embargo, esto no significa que lleguen al porcentaje diario recomendado para una dieta saludable o que contengan todos los nutrientes que necesita nuestro cuerpo. Por eso debes tomar las bebidas vitaminadas como un suplemento adicional a tu dieta en vez de como un reemplazo de otro tipo de alimentos.

Efectos secundarios

Aunque en principio las bebidas vitaminadas no deberían presentar efectos secundarios inmediatos, cada organismo es un mundo. Algunas personas afirman que han sufrido diarrea, malestar estomacal y/o dolores de cabeza debido al uso de este tipo de líquidos. Esto puede deberse a la presencia del erythritol en este tipo de bebidas, sin embargo, todavía se necesitan hacer más investigaciones para llegar a conclusiones específicas.

Mejor de manera ocasional que como rutina

Por último, recuerda que las bebidas vitaminadas nunca deben ser un sustituto del agua, por eso en vez de tomar este tipo de productos a diario, deberías usarlos únicamente en situaciones especificas. De esta manera también se sentirán mejor sus efectos ya que el cuerpo no se acostumbrará a ellos.